Make your own free website on Tripod.com

Ver Con Fe

Es cuestión de actitud

(1er domingo de adviento del ciclo “A”

Is 2,1-5; Sal 121; Rom 13,11-14; Mt 24,37-44)

 Ustedes saben en qué tiempo vivimos y que ya es hora de despertar.

Nuestra salvación está ahora más cerca que cuando llegamos a la fe.

Rom 13,11.

 Ficha Técnica:

Película:  La vida es bella – La vita é bella

Dirigida por: Roberto Benigni

Actores: Roberto Benigni, Nicoletta Braschi, Giustino Durano.

Estudios: Cecchi Gori Group Tiger Cinematografica – Melampo Cinematografica

Duración: 116’

Censura: Aunque no es para niños, a los jóvenes y adultos nos hará ver el drama con ojos de pequeños.

Valoración: Deja un cuestionamiento profundo sobre cómo estamos enfrentando la realidad.

Breve Comentario:

“La vida es bella” es una de las mejores películas italianas de los últimos tiempos, dirigida y protagonizada por el contraversial actor Roberto Benigni. Definitivamente ésta es una fábula en la cual permanece en pie el sentido de esperanza y dignidad al enfrentar los dramas puedan presentarse en la vida.

Pero ¿cómo podemos vivir con la frente en alto, aún en los momentos más fuertes, sin abrir espacio a la desesperación? San Pablo, en la carta a los Romanos, nos invita a “revestirnos de Cristo”, lo que implica asumir los valores del Mesías para enfrentar cada momento que se nos presenta con una nueva actitud, siendo conscientes de hacer presente el Reino de Dios sobre todo con los pequeños detalles. Ejemplo de esto es Guido, protagonista de nuestra fábula: a partir su personalidad graciosa pero profundamente humana, su ser adquiere sentido con cada reto que se le presenta, pues no se deja vencer por ninguna dificultad y espera lograr aquello que se propone. Incluso es víctima de las burlas de otros cuando se plantea enamorar a su principessa Dora. Si leemos el Evangelio del día de hoy veremos que eso mismo de las burlas le sucedió a Noé al construir el Arca; el problema es que quienes toman en serio la palabra de Dios, logran parecer irreverentes al resto del mundo.

Tal vez no vivamos nosotros en un campo de concentración así como Guido y su pequeño Giosué, pero todos quisiéramos liberarnos de las diversas formas del pecado que nos atan (rencores, flojeras, odios, vicios...), convirtiendo espadas y lanzas existentes en nuestro ser, en verdaderos instrumentos para el bien nuestro y el de los demás. Guido pudo darle un sentido salvífico a todo su sufrimiento para el bien de su hijo; hizo del peligro un reto, de la amenaza un juego, así su actitud le ayudó a soportar todo para acercarse a la verdadera luz, sin escatimar esfuerzos al momento de arriesgar, permitiendo que el Señor actuara en la historia.

Esta fábula nos invita a vivir alegremente, a luchar por nuestros ideales, a tener nuevos paradigmas que muevan al desarrollo personal, a enfrentar los dramas no como comedias pero sí relativizándolos al confrontarlos con el verdadero sentido de la vida. También nos permite cuestionarnos sobre las opciones que asumimos, pues apostar por el verdadero Amor es ser capaces de dar testimonio de él incluso a propio riesgo; gran ejemplo de ello es Dora, pues como buena madre no deja a su familia, corriendo con la misma suerte de los hombres de su casa.

Podemos refugiarnos en un realismo desesperanzado que en ocasiones llega a ser ateo, o acoger el sentido de la esperanza que da la fe en Dios y redunda en el servicio total hacia los demás. Esa última es la experiencia de Guido, Dora y Giosué, pues el primero espera que todo mejorará y aunque sabe que puede no ser así también es consciente de la necesidad de mantener en alto el ánimo. También Dora espera aunque en algunos momentos aparezca la sombra de la duda con fuerza. Y no podemos dejar fuera al pequeño Giosué, quien espera convertirse en el ganador del juego, al igual de nosotros que esperamos ocupar un lugar en la Casa del Señor.

 

Algunas preguntas para tu oración personal a partir de la película y de las lecturas bíblicas:

  1. ¿Tienes verdadero sentido de esperanza en el Señor? ¿Qué esperas de ti mismo, de los demás, de Dios? ¿Cómo expresas cotidianamente esas esperanzas?
  2. ¿Vives tu realidad dando soluciones creativas a los problemas o solamente dejas que ellos aparezcan?
  3. ¿Te has jugado tu pellejo alguna vez por seguir a Cristo en tus hermanos? Preséntale al Señor la situación concreta.
  4. En la película se muestran los caminos seguidos por Guido y Dora desde el momento que se encuentran. Ellos deben cambiar algunas actitudes y asumir otras para vivir el amor que se tienen. ¿Qué actitudes debes cambiar y/o asumir para vivir con verdadera esperanza en Dios?  

 

            Néstor A. Briceño L, SDS

nestor_sds@cantv.net

 

Página Principal          ¿Qué es "Ver con Fe"?         Listado de Películas       Opina tú también       Novedades

 Otras páginas del mismo autor: 

Cartas a los jóvenes y otros escritos     Pastoral Juvenil Vocacional Salvatoriana   Instituto de Pastoral Juvenil de Venezuela

Revista Iglesia y Vida


© Néstor A. Briceño L, sds. 2005

Prohibida la reproducción parcial o total del contenido de estas páginas sin consentimiento previo del autor.

Para cualquier información escribir a:

nestorb@hotmail.com