Make your own free website on Tripod.com

Ver Con Fe

Vivir para Trascender    

¿Quién es el rey de la gloria?

El Señor, Dios de los Ejércitos,

es el único rey de la gloria.

Sal 24,10

 

Ficha Técnica:

Película: Troya – Troy (2004).

Dirigida por: Wolfgang Petersen

Actores: Brad Pitt, Eric Bana, Peter O’Toole, Diane Kruger y Siri Svegler.

Estudios: Warner Bros, Radiant Productions y Plan B Films.

Duración: 163’

Censura: Para mayores de 16 años por las escenas violentas.

Valoración: Una buena adaptación del clásico “La Ilíada”, propia para tiempos de postmodernidad.

 

Breve Comentario:

La publicitada película Troya cuenta con maravillosas actuaciones tanto de las jóvenes figuras como de los ya veteranos en el arte del cine. También cabe destacar los maravillosos escenarios recreados de documentos históricos tanto de la ciudad de Troya como de la vida griega de la época. Hay un énfasis especial en toda la producción a mostrar el realismo de la situación. Así podemos fijarnos en el famoso caballo de Troya: como se sabe, las naves de los griegos son incendiadas en las batallas, así que la madera de desecho es la utilizada para la confección del regalo dejado para los dioses.

  A pesar de estar basada en el gran clásico de Homero “La Ilíada”, la visión que presenta la película es completamente novedosa: desmitifica el mito de los dioses y parte del presupuesto que todos los participantes de la gesta épica son humanos. Desde la primera escena en la que aparece Aquiles (Brad Pitt) ya queda claro que no se verá una lucha de dioses sino de humanos.

  Un tema que recorre toda la película desde distintas perspectivas es el del egoísmo humano como el causante de grandes desastres que pueden costar la vida de los seres más queridos: la pasión incontrolable de Paris y el deseo de liberación de Helena les lleva a echar por tierra todo un proceso de pacificación; el hambre de poder de Agamenón y su orgullo dejan que su hermano Menelao se sacrifique; la indomable rebeldía de Aquiles y su deseo de protagonismo cuestan más vidas de las esperadas...

Sin embargo, hay un deseo que puede ser motivado por un buen o mal espíritu recorriendo la vida de los personajes de la leyenda: ser recordados por generaciones futuras hasta la eternidad. Los principios éticos griegos (ofrecer a los dioses, ser fiel a la mujer, respetar y defender a la patria) se convierten en norte de los personajes nobles de la película: Príamo y Héctor. Así, el recuerdo puede ir pasando de generación en generación ya sea por la vivencia de los principios éticos o siendo un héroe con hambre de dominio. Por ello la razón no siempre dominó las acciones de esta batalla pues los principios éticos también pueden estar empañados por el deseo de proteger lo inalcanzable o escuchar las tradiciones en lugar de lo sensato.

En conclusión, Troya es un filme que nos recuerda cómo se forman las leyendas, el precio a pagar para ser recordado por satisfacer un ego que con nuestra muerte se extingue (evoquemos que el sentido de la vida eterna supera nuestra remembranza), y la capacidad de autoengaño erigida como un peligro cuando buscamos la verdad.

             Néstor A. Briceño L, SDS

Este artículo ha sido posible gracias a la cortesía de

 

Página Principal          ¿Qué es "Ver con Fe"?         Listado de Películas       Opina tú también       Novedades

 Otras páginas del mismo autor: 

Cartas a los jóvenes y otros escritos     Pastoral Juvenil Vocacional Salvatoriana   Instituto de Pastoral Juvenil de Venezuela

Revista Iglesia y Vida


© Néstor A. Briceño L, sds. 2005

Prohibida la reproducción parcial o total del contenido de estas páginas sin consentimiento previo del autor.

Para cualquier información escribir a:

nestorb@hotmail.com