Make your own free website on Tripod.com

Ver Con Fe

Ángeles más Furiosos...

 

Entenderán la verdad

y la verdad los hará libres.

Jn 8,32

 

Ficha Técnica:

Película: Los Ángeles de Charlie 2 – Charlie’s Angels: Full Throttle (2003)

Dirigida por: Mc G

Actores: Cameron Diaz, Drew Barrymore, Lucy Liu, Demi Moore, Bernie Mac.

Estudios: Columbia Pictures

Duración: 106’

Censura: Para mayores de 12 años.

Valoración: Llena de efectos especiales que la hacen divertida.

 

Ficha Técnica:

Película: Más Rápidos, Más Furiosos – 2 Fast 2 Furious (2003)

Dirigida por: John Singleton

Actores: Paul Walker, Tyrese, Eva Mendes, Cole Hauser y Ludacris.

Estudios: Original Film y Universal Pictures

Duración: 107’

Censura: Para mayores de 12 años.

Valoración: Las carreras no son tan malas, pero es una típica segunda parte que no supera a la primera.

 

Breve Comentario:

 

En esta ocasión comentamos dos segundas partes, ambas de películas de acción llenas de fantasiosos efectos especiales y buena fotografía. Podrían ser dos filmes que se dejen pasar debajo de la mesa, pero por el éxito taquillero de ambos y el público mayoritariamente adolescente, vale la pena comentarlos.

 

No nos quedaremos en las tramas, las cuales son típicas de películas de acción: agentes secretos infiltrados que buscan meter tras las rejas a los malos y la típica búsqueda del objeto precioso tanto para espías como para el gobierno norteamericano, sino que hemos conseguido un punto común que nos ayuda a nuestro análisis desde la fe.

 

En Los Ángeles de Charlie 2 (AC2), al igual que en Más Rápidos Más furiosos (MRMF) comenzamos participando de la acción desde el principio, claro que ambas serán trampas que luego adquirirán sentido para los protagonistas. Debemos decir que los engaños terminan saliendo a la luz como tales.

 

El punto central de la trama afectiva de la película lo encontramos en la búsqueda de reconciliación con el pasado tanto para Dylan Sanders en AC2 como para Roman Pearce en MRMF. Ambos personajes se encuentran con personas que ellos no han perdonado pues los responsabilizan de cambios en sus vidas. El punto culminante está en el momento de comprender que cada uno es dueño de su propia vida y aceptando las consecuencias de las propias acciones se puede llegar donde verdaderamente se desea. Dylan y Roman aceptan sus misiones al liberarse de falsas culpas. Esto no les hace perder la esencia de su ser, sino potenciar las propias cualidades para responder mejor a los retos que presenta la vida.

 

También es muy importante resaltar que ambos personajes necesitaron contrastar sus ideas y experiencias con otros para poder reaccionar. En el caso de AC2, fue importante la verificación del ideal que seguía Dylan tanto con los malos ejemplos como los buenos de las ángeles anteriores a ellas; mientras que para Roman fue necesario darse cuenta de los efectos de sus errores y cómo su compañero era capaz de cargar con ellos para asumir la responsabilidad de su vida.

 

Así podemos aprender de estos dos filmes que no podemos ser esclavos de hechos del pasado, cuya liberación pasa por la propia confrontación para lo que necesitamos de los demás. Una vez libres de tanto lastre podremos potenciar nuestras vidas y responder con la rapidez y la furia de los ángeles a los retos que nos presentan el presente y el futuro.

 

            Néstor A. Briceño L, SDS

Este artículo ha sido posible gracias a la cortesía de

 


Página Principal          ¿Qué es "Ver con Fe"?         Listado de Películas       Opina tú también       Novedades

 Otras páginas del mismo autor: 

Cartas a los jóvenes y otros escritos     Pastoral Juvenil Vocacional Salvatoriana   Instituto de Pastoral Juvenil de Venezuela

Revista Iglesia y Vida


© Néstor A. Briceño L, sds. 2005

Prohibida la reproducción parcial o total del contenido de estas páginas sin consentimiento previo del autor.

Para cualquier información escribir a:

nestorb@hotmail.com